González: “Necesitamos una ley de Farmacia que ordene el ejercicio de las funciones farmacéuticas y ofrezca estabilidad económica”

– El presidente del COFM comparece ante la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid

Madrid, 17 de abril 2018. El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis González Díez, ha defendido hoy ante la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid la necesidad de dotarse de una nueva Ley de farmacia de la Comunidad de Madrid que sustituya a la vigente desde 1998 y permita atender las nuevas demandas de salud de la población, así como avanzar en un modelo de farmacia “accesible, cercano, sostenible y de servicio público”.

Durante su comparecencia por espacio de una hora de duración donde se ha sometido a las preguntas de los portavoces de Sanidad de los grupos parlamentarios de la Asamblea, González ha puesto en valor el actual modelo regulatorio de la oficina de farmacia basado en la propiedad-titularidad del farmacéutico y la red de farmacias de la Comunidad de Madrid, que asegura al 99,96 por ciento de la población disponer de una farmacia en su lugar de residencia y acceder a los medicamentos y productos sanitarios de calidad en igualdad efectiva de condiciones a través de un modelo concertado y financiado frente a otros modelos de reembolso.

El presidente del Colegio ha manifestado la importancia de contar con un nuevo marco legal del sector que “ordene el ejercicio de las funciones que, conforme a nuestra titulación y habilitación profesional, desarrollamos en beneficio de los ciudadanos y en colaboración con el Sistema Público de Salud desde las farmacias, hospitales, centros de salud, industria o la universidad”.

Entre estas funciones enmarcadas dentro de “una cultura colaborativa e interprofesional”, ha precisado, el presidente del Colegio considera “improrrogable” desarrollar mecanismos que permitan relacionar la oficina de farmacia con la farmacia hospitalaria y con los centros de Atención Primaria, “de manera muy especial en lo que afecta a la atención domiciliaria y a la asistencia de pacientes residenciados en centros de asistencia social”. Además de beneficiar a los ciudadanos, estos dos objetivos “ahorrarán costes de infraestructuras y de personal al sistema público”, ha subrayado.

Asimismo ha señalado que el nuevo marco regulador del sector debe superar anteriores modelos “en exceso reglamentistas”, en su opinión, con el fin de trabajar en una norma que simplifique y reduzca burocracia para atender los objetivos de sostenibilidad, competitividad y crecimiento que han de regir el ejercicio de las profesiones en Europa.

Novedades del anteproyecto

Entre las novedades recogidas en el anteproyecto que tramita el Gobierno regional, Luis González considera “urgente” acometer cambios en la planificación farmacéutica, ya que la zonificación farmacéutica vigente parte de un modelo de 1997 que “no se ajusta ni responde al mapa sanitario definido en 2010” en la región. “Ratios no realistas pueden llevar a irracionalidad y desajustes en el mapa farmacéutico que, al final, pagan los propios pacientes”, ha asegurado en referencia a la actual distribución del servicio de guardias en la región.

También se ha referido a los procedimientos de nuevas aperturas para defender nuevas oportunidades de acceso a la oficina de farmacia y de sostenibilidad a las ya abiertas, con el fin de permitir su traslado de unas zonas a otras.

Otro de los puntos que ha merecido la atención de los parlamentarios ha sido la necesidad de avanzar en la libertad y flexibilidad de horarios de las oficinas de farmacia. Luis González ha mantenido este principio siempre que no afecte a la calidad y continuidad de la prestación farmacéutica y de forma que contribuya a generar empleo en el marco de una farmacia más asistencial y cercana al ciudadano y al propio Sistema de Salud.

Una de las medidas recogidas en el Anteproyecto para impulsar el desarrollo de servicios así como la competencia y crecimiento del sector es el nuevo tratamiento de la publicidad que permita reconocer al farmacéutico la capacidad para informar y formar al público y, en su caso, publicitar sus actividades, consejos y servicios sanitarios y profesionales, sus capacidades y aptitudes por las vías que hoy existen”, ha sostenido.

Viabilidad económica del modelo

También ha tenido la oportunidad Luis González de recordar que es “fundamental disponer de estabilidad económica en el sector para que el modelo farmacéutico y las prestaciones y servicios que ofrecen las farmacias a los ciudadanos tengan sentido y viabilidad”. Y es que en la región hay 164 oficinas de farmacia que no superan el umbral mínimo de rentabilidad y el margen medio neto después de impuestos del sector (7,03 por ciento en 2016) se sitúa dos puntos por debajo del alcanzado en 2003, a pesar de que el sector invierte casi dos puntos más para mantener el empleo, según los datos expuestos ante la Comisión de Sanidad.



Deja un comentario