Los COF trabajan para que la dispensación “urgente” sea legal

Madrid, 21 de abril de 2017. Por encima de todo, la salud del paciente. Esta es la consideración que prevalece ante situaciones que han experimentado todas las oficinas de farmacia nacionales: la presentación por parte de un usuario de un documento (véase un informe de Urgencias o una receta sin validar) que contiene una prescripción terapéutica, pero que no tiene la consideración de receta oficial y/o válida.

En estos casos, y en aras de favorecer el acceso del paciente a su tratamiento ante una necesidad sanitaria, la lógica impera y la situación se acaba solventando con la dispensación del tratamiento, aunque no se ajuste escrupulosamente a los cauces de legalidad. Esta forma de proceder es, si cabe, más importante en el caso de medicamentos ‘especiales’ que deben ser iniciados o continuados en plazos cortos de tiempo pero que, a su vez, necesitan contar con la homologación sanitaria adicional a la prescripción original del especialista.

En este sentido, los colegios farmacéuticos vienen trabajando con las administraciones en la búsqueda de soluciones a este tipo de situaciones. Unas soluciones con las que compaginar la atención al paciente y el rápido acceso a su medicación con la seguridad (legal) del acto de dispensación.

Lee la noticia completa. El Global

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.