Sucesiones y donaciones de una farmacia. Claves para una buena planificación fiscal

Disolver sociedades gananciales, contar con un albacea profesional y atender al impuesto de sucesiones son algunos de los consejos para evitar problemas a los herederos.

La situación financiera en el sector farmacéutico plantea una casuística muy especial en el terreno de las sucesiones por las particularidades de su perfil profesional. Para aclarar todas las dudas al respecto, la última charla de Aula Formación de Cofm Servicios 31, la sociedad mercantil del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid versó sobre “testamentarias y sucesiones para farmacéuticos” y en ella profesionales del sector dieron a conocer las claves para una buena planificación fiscal y financiera de la jubilación.
“El principal activo con el que se encuentra el farmacéutico es la farmacia, pero no todos son propietarios ni la han adquirido de la misma forma. Algunos compran una licencia, la reciben por donación o herencia… Y esto nos lleva a que, en la mayor parte de los casos, pocos farmacéuticos saben qué pasará el día de mañana con ella”. Todas estas cuestiones fueron planteadas por Aline Baert, gestora de los fondos de inversión Altair Finance Asset Management SGIIC.
Así, Baert analizó temas clave y críticos como es saber qué ocurre cuando se transmite la farmacia, para lo que aconsejó tener muy en cuenta “de quién es el dinero que se obtiene de la misma y ser cautos si no la vendemos en vida y decidimos transmitirla a nuestros hijos mediante donación o bien en herencia, ya que pueden surgir problemas”.
Otro punto fundamental es la disolución de la sociedad de gananciales. Baert explicó que “cuando fallece un cónyuge, si están casados en gananciales, antes de determinar qué es la herencia, hay que disolverla y determinar qué bienes van a corresponder al cónyuge y cuáles van a integrar la herencia”.

Limitación legal en las disposiciones testamentarias

El impuesto de sucesiones fue otro de los temas surgidos. “El problema se plantea en herencias en las que no haya un vínculo directo entre el causante y los herederos. Es cierto que la Comunidad de Madrid ha introducido bonificaciones a herencias entre hermanos y de tío a sobrinos, pero el impuesto de sucesiones es progresivo, por lo que, cuanto más se recibe, más se paga. Y, además, se irán aplicando diferentes coeficientes multiplicadores en función del patrimonio del heredero que recibe ese bien y del grado de parentesco que tenga. Es importante ser consciente de esto porque planificando convenientemente es posible reducir el tipo impositivo”, añadió Baert.
A este respecto, Antonio Cánovas del Castillo, socio fundador de Altair Finance, matizó que “llegamos a pagar el 83% en impuesto de sucesiones. Que se va agravando. Cuanto más es el dinero que dejas en herencia y más dinero tiene el heredero, se va multiplicando, llegando al límite del 81%, pero hay maneras legales de reducirlo en gran parte”.

A la hora, por tanto, de planificar la sucesión de la farmacia o patrimonio, hay varios factores a tener en cuenta:
-La sucesión no es algo que abordar a la vejez, sino en cuanto se tenga un patrimonio se deben tener en cuenta las implicaciones que conlleva y es algo que hay que tratar en vida y comentarlo con los herederos.
– Dejar liquidez para que los herederos no deban hacer uso de sus bienes para sufragar posibles deudas.
-Que el patrimonio se pueda distribuir sin que varias personas sean dueñas de un mismo bien (proindiviso).
-Comprobar que se respetan las legítimas. Hacer ejercicio numérico del valor de la farmacia para que el hijo que la recibe el día de mañana no tenga que compensar al resto de los herederos.
-Si hay menores de edad, tener en cuenta a los tutores porque la forma de redactar el testamento es distinta.
-Prestar especial atención a solteros y personas sin descendencia porque el impuesto de sucesiones puede ser muy elevado.

Planificación financiera de la jubilación

Respecto a la planificación financiera, Cánovas destacó la importancia de contar con la figura de un albacea y explicó, de cara a la planificación financiera de una jubilación, la importancia de los diferentes perfiles de riesgo a la hora de realizar inversiones, asegurando que “no hay que huir del riesgo porque es lo que va a garantizar que el día de mañana tenga un patrimonio suficiente. No hay nada más arriesgado que ser muy conservador. Si se desea que el capital rente hay que invertir y eso implica conocer el perfil de riesgo del inversor, el horizonte temporal, adecuar ese ahorro para necesidades concretas y hacer algo equilibrado, teniendo una mentalidad menos local y más global a la hora de hacerlo”.
En cuanto a los fondos de inversión, Cánovas resumió sus beneficios fiscales en:
-Traspasabilidad. Se pueden traspasar sin pagar impuestos.
-Posibilidad de vivir de las rentas pagando menos impuestos.
Por su parte, Borja Aguiar Suárez, director de Negocio Institucional de Altair, destacó la importancia de contar con un asesor patrimonial que evite los errores que suelen cometer los inversores particulares, tales como “actuar en base al beneficio que otros están obteniendo; asumir que la tendencia o los eventos que hemos visto se van a repetir o claudicar y cerrar las inversiones cuando ya el precio está cerca de mínimos. El inversor particular vende cuando debería comprar. Las mayores entradas de los últimos años se dieron en máximos mientras que las únicas salidas las hemos visto en mínimos, antes de las grandes recuperaciones. Son, por tanto, los momentos de pánico los que ofrecen las mayores oportunidades. Se recomienda actuar con paciencia, incluso aumentar la exposición si se puede”, concluyó Aguiar.



Deja un comentario