Vacaciones de verano en pandemia: cómo organizarlas en la farmacia

[vc_row][vc_column][vc_empty_space height=»60px»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_empty_space height=»60px»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Los últimos meses son muchos los cambios a los que se han visto abocados los farmacéuticos para adaptarse a la situación de excepción que estamos viviendo. Ahora, nos acercamos al periodo de vacaciones de verano en plena pandemia y surgen preguntas sobre cómo organizarlas en la farmacia para que, en la medida de lo posible, el funcionamiento habitual no se vea afectado y todos los profesionales puedan disfrutar de unos días de merecido descanso.

vacaciones de verano pandemia farmacia

Recordamos que, según el convenio de oficinas de farmacia, hay que disfrutar las vacaciones preferentemente de mayo a octubre, y el periodo de disfrute de las vacaciones se fijará de común acuerdo entre empresa y trabajador. En el supuesto de cese total de la actividad del establecimiento con motivo de las vacaciones anuales, estas se disfrutarán obligatoriamente en el periodo de cierre.  Si bien es cierto que la oficina de farmacia está obligada a elaborar durante los tres primeros meses del año el calendario laboral, con la distribución de la jornada anual de cada miembro del equipo, es normal que se produzcan incidencias en el cómputo de horas realizadas y retribuidas que pueden ser fuente de conflictos. Por ello, Enrique Casado, del departamento de Consultoría Laboral de CofmS31, explica que para evitar problemas se realice un seguimiento de los horarios realizados a lo largo del año  para hacer los ajustes necesarios para cumplir el cómputo anual de 1783 horas.

 

Las sustituciones de verano

 

Debido a que no todas las farmacias cuentan con el mismo personal, las sustituciones se vuelven necesarias en este periodo, de ahí el aumento que se produce en las contrataciones de farmacéuticos adjuntos y sustitutos en esta época del año para cubrir los periodos vacacionales del personal de estos establecimientos sanitarios.

 

Dichas contrataciones se producen, principalmente, entre mediados de junio y mediados de septiembre, aunque es más acusado en los meses de julio y agosto.

 

¿Qué contrato se debe hacer para cubrir estas sustituciones?

  • El contrato que se debe hacer para cubrir la sustitución de vacaciones es el contrato eventual por circunstancias de la producción.
  • En el contrato debe especificar como causa del contrato que se realiza para cubrir la ausencia de los trabajadores de vacaciones.
  • El periodo de prueba es de un tercio de la duración del contrato.
  • Tiene derecho a un periodo de vacaciones de 2,5 días por meses trabajado, dada las características de este tipo de contratos, se podrá abonar dicho periodo de vacaciones en el finiquito a la finalización del contrato.

 

Desde COFM Servicios 31 SLU, Casado matiza que ponen a disposición de sus clientes “un servicio de designación de farmacéuticos adjuntos y sustitutos que facilita la realización de los trámites obligatorios ante la Administración Sanitaria. Se trata de contratos que cubren el periodo de vacaciones del personal fijo con el que cuenta la oficina de farmacia o, incluso, para incrementar temporalmente la plantilla en aquellas zonas que experimentan un crecimiento poblacional durante el periodo estival”.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *